En medio del estrés y las ocupaciones del día, el malestar físico más frecuente es el dolor de cabeza. Este aparece rápido y sin aviso, pero con ciertos trucos puedes prepararte para atacarlo y deshacerte de él, sin necesidad de recurrir a las pastillas.

Estas son algunas soluciones para despedirte rápido del dolor de cabeza:

1-      Inhalar aceite esencial de lavanda puede aliviar la tensión y la migraña, gracias a sus propiedades analgésicas. Tomar una infusión de esta planta también es una opción efectiva.

2-      La menta posee propiedades vasodilatantes y vasoconstrictoras que ayudan a regular el flujo sanguíneo, lo que favorecen el alivio del dolor de cabeza. Lo ideal es preparar una infusión caliente con algunas hojas de menta.

3-      Tomarse unos minutos sin ver la pantalla del computador  y aplicar masajes con la punta de los dedos, puede reducir la tensión y paulatinamente el malestar. Lo más importante al realizar esta técnica es relajarse y respirar con calma.

4-      Una alternativa clásica y efectiva es colocar un par de cubos de hielo en un pañuelo limpio y ubicarlo en la sien, sin ejercer mayor presión. Haciendo esto por intervalos de tiempo (de 5 minutos), se aprovechan los efectos analgésicos del frío.

5-      El té de hierba limón puede ser de gran ayuda, logrando relajar de manera natural y disminuyendo el dolor. Es importante no exceder con la temperatura si se toma caliente.

Con estos cinco tips puedes aplacar el dolor en primera instancia, sin embargo, consulta a tu médico si el malestar persiste y es acentuado.